Portada » Media, Opinión » El BCE inyecta medio billón a la banca para evitar un colapso de liquidez

El BCE inyecta medio billón a la banca para evitar un colapso de liquidez

Los expertos aplauden la medida pero dudan de que llegue a la economía real con más crédito – Las entidades españolas han pedido unos 100.000 millones

ÍÑIGO DE BARRÓN Madrid 22 DIC 2011

Muchos tesoreros de los bancos podrán dormir tranquilos: desde ayer no tendrán los nervios de punta calculando si podrán cubrir los próximos vencimientos de deuda semanales o mensuales. Eso se lo tienen que agradecer a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), que ayer entró en la historia al repartir 489.200 millones de euros a 523 entidades de la zona euro, la mitad del sector, al 1% de interés.

La cifra es casi el doble de la anticipada por los expertos. Esta subasta se ha convertido en la mayor realizada con la moneda única y al plazo más largo: tres años, lo que indica la magnitud de esta crisis. Con este reparto de dinero, Europa quiere evitar lo que anticipó el FMI en septiembre: “La banca europea está abocada al colapso financiero”. La actuación de Draghi ha superado la subasta de junio de 2009, cuando su antecesor, Jean Claude Trichet, prestó 442.440 millones a un año entre 1.121 bancos, más del doble de los que acudieron a la de ayer.

Mientras haya crisis de deuda no se elevará el crédito, según los expertos

La cantidad inyectada en el sistema es gigantesca, pero lo cierto es que dentro de unos días llega el vencimiento de 140.000 millones, por lo que el dinero neto para la banca es de unos 350.000 millones. “A pesar de este recorte, sigue siendo una cantidad muy importante para alejar fantasmas de quiebras por problemas de liquidez”, apunta José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.

De los casi 500.000 millones solicitados, las analistas creen que “alrededor de 100.000 millones corresponderán a la banca española”, comenta un experto. En 2012 el sector español tendrá vencimientos por 120.000 millones y otros 80.000 millones en 2013. Según Deutsche Bank, el BBVA podría haber pedido unos 11.000 millones; el Sabadell unos 5.000 millones y otro tanto Bankinter. Según las cuotas de mercado de estas entidades, encaja que el total se acerque a 100.000 millones.

Tanto el BCE como los bancos centrales de cada país habían insistido a sus entidades en que “pidieran prestado el máximo posible para evitar tensiones con los vencimientos de 2012 y 2013, así como con el cierre de este ejercicio”, según un tesorero que acudió a la cita en el Banco de España. También les dijeron que el mercado “no estigmatizaría” a las entidades que pidan prestado”.

Los expertos coinciden en que la subasta ha cumplido el objetivo “de evitar una crisis de liquidez”. Además, la banca todavía puede acudir a otra subasta ilimitada el 28 de febrero próximo, también a tres años. Thomson Reuters calcula que los bancos tienen que afrontar vencimientos de 650.000 millones en 2012. Esta cifra hace presagiar que “en la siguiente subasta pueden pedir una cantidad similar a la actual”.

Sin embargo, lo que dudan los expertos es que este dinero llegue a la economía real en forma de créditos. “La subasta ha sido buena, pero no se traducirá en una subida de crédito. La falta de confianza en la economía es lo que frena a los bancos. Hasta que esto no cambie, no subirán los préstamos. Además, la banca está convencida de que hay un exceso de crédito en la economía y quiere que se reduzca a toda costa”, apunta Íñigo Vega, analista de la firma Cheuvreux.

Guillermo Monroy, director de Trading del Sabadell, cree que la mala reacción de la Bolsa y de la prima de riesgo “es la prueba de que los problemas de fondo permanecen. Falta mucho para que regrese el crédito”.

José Luis Martínez, estratega de Citi, coincide en que esta medida no soluciona el problema de fondo. “Es como si los médicos solo se preocupan por bajar la fiebre de un enfermo, sin atacar la infección que se la está produciendo”. “La subasta era necesaria”, apunta Martínez, “pero hubiera sido mejor que el BCE comprara directamente deuda pública de los países cuestionados. Se hubiera estabilizado la zona euro y la divisa. De esta forma, sí se podría ayudar directamente a que la economía crezca y se cree empleo, que es la base del problema”.

Escultura que representa al euro frente a la sede del BCE, en Fráncfort. / DANIEL ROLAND (AFP)

Esta afirmación lleva a la siguiente cuestión: ¿comprará la banca deuda pública con todo este dinero? El director general de la CNMV italiana, Giovanni Sabatini, dijo que no comprarán deuda pública porque las normas de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) lo penalizan a la hora calcular la solvencia.

Tano Santos, catedrático de Finanzas de la Universidad de Columbia, cree que sí acudirán al papel del Estado porque supone pedir dinero al 1% para comprar deuda pública que renta el 4% o el 5%, informa Luis Doncel. Con este negocio, la banca podrá incrementar su margen, los beneficios y, por tanto, el capital. Santos descarta que el dinero llegue a los créditos. Las cajas también son pesimistas. Según su patronal, hasta que no haya “un marco regulatorio estable” no se favorecerá la concesión del crédito.

Aunque el préstamo a la banca es a tres años, a partir de 2012, las entidades podrán devolver lo que quieran. También cambiará el precio. En lugar del 1% será el que marque el tipo oficial del dinero. Por eso, lo más probable es que se abarate más el coste para el sistema financiero (si los tipos descienden) y el negocio que puedan obtener será mayor.

Deja un comentario

VIDEOS DESTACADOS

SECUENCIA DE FOTOS FLICKR